Inicio » ¿Cómo vender comida online a domicilio? Guía en 15 sencillos pasos

¿Cómo vender comida online a domicilio? Guía en 15 sencillos pasos

Los 15 pasos para vender comida online a domicilio con tu tienda online

Toma buena nota. Estos serán los requisitos para poner en marcha tu ilusión de tener tu propio ecommerce de alimentación:

1- Comida para hacer y vender: encuentra tu nicho

En muchos casos, las ideas de negocio nacen de las pasiones y pasatiempos.

Por ejemplo: si haces mermeladas para los amigos y la familia, cultivar fresas en el patio de tu casa es un buen lugar para comenzar, ya que conoces el proceso y tienes experiencia probando y afinando recetas.

Si ya tienes una receta, como en cualquier industria, prueba su viabilidad.

¿Hay un mercado para este producto?
Si se trata de un mercado saturado, ¿cómo marcará tu producto la diferencia?
¿Existe un mercado nicho que no está atendido?
También debes considerar si tu producto puede venderse online y enviarse fácilmente.
Toma en cuenta aspectos legales (con el alcohol, por ejemplo), fragilidad y vida útil del producto (¿requiere refrigeración?)

Ideas para principiantes
Evalúa ideas fáciles para iniciarte en el negocio de alimentos, que requieran costos bajos de arranque, equipos básicos, pocas restricciones legales y que sean fáciles de enviar. Considera:
Caramelos
Meriendas empacadas
Productos enlatados y encurtidos
Hierbas deshidratadas
Kits de ingredientes para productos horneados
Semillas
Ingredientes crudos (harinas, etc.)
Selección de productos para reventa
Café y té

2- Producido vs. curado

La mayor parte de este artículo aplica para negocios que producen sus propios alimentos, bien sea que se trate de productos fabricados por terceros, un negocio casero, o una instalación comercial a gran escala.

Si buscas curar productos alimentarios existentes, digamos en el caso de un mercado gourmet online, salta directo a la sección de precios.

3- Suplir los ingredientes

El abogado en derecho alimentario, Glenford Jameson, resalta la importancia de hacer tu tarea cuando se trata de abastecerse de los ingredientes necesarios.

“Sigue la cadena de suministro”, afirma, para asegurarte de que lo que se indique en el empaque sea consistente con el producto que está adentro, y que trabajes con compañías confiables.

Si tienes pensado fabricar un producto que se presentará como orgánico, asegúrate de que el proveedor de tus ingredientes de materia prima esté debidamente certificado, antes de hacer aseveraciones en el empaque de tu producto.

4- Producción de alimentos: Cocinas comerciales, negocios caseros e instalaciones de fabricación

Cuando comiences tu negocio, debes considerar las distintas opciones de producción:

Negocios caseros:
Algunos alimentos pueden producirse y venderse de forma legal directo desde la cocina de tu casa, pero es bueno que revises las regulaciones en torno al producto que hayas seleccionado.

En Estados Unidos, la FDA requiere que registres tu negocio casero como una instalación comercial (disponible en inglés).

Cocinas comerciales compartidas:
Muchas instalaciones ofrecen espacio de cocina compartido que puedes alquilar por hora o mensual, dependiendo de tus necesidades de producción.

Los beneficios incluyen costos más bajos y poco papeleo, debido a que las instalaciones ya están registradas como espacio comercial.

Instalar tu propio espacio comercial:
Asegúrate de revisar con la agencia reguladora de alimentos de tu localidad que tu instalación comercial esté debidamente registrada y cumpla con las regulaciones.

“Comenzamos una operación pequeña en la cocina de nuestro hogar y crecimos a partir de allí. No nos mudamos hasta que alcanzamos el límite de nuestra capacidad de producción y sabíamos que teníamos un negocio lo suficientemente grande para hacer el cambio.
Buscamos co-empacadores, otra compañía que fabricara el producto por nosotros, pero como los requerimientos de nuestros productos son tan específicos (libres de granos y gluten, sin lactosa, sin nueces y kosher), existían muchos riesgos de contaminación cruzada en todas las instalaciones que visitamos.
Al final, tuvimos que fabricar nosotros mismos nuestros productos, y ahora co-empacamos y etiquetamos para otras compañías.” – Jodi

Trabajar con un fabricante existente:
Esta opción es buena para los emprendedores que están más interesados en el negocio que en la producción.

Es una gran opción para los principiantes en la industria, debido a que los fabricantes ya están familiarizados con las regulaciones y seguridad alimentarias.

Puedes encontrar fabricantes de alimentos en un directorio como Maker’s Row (EE. UU.), Directorio Alimentario (México) o Alimarket (España).

Las “Dark kitchen”
Desde la época en la que comenzó la pandemia y el contacto entre personas tuvo que ser limitado, surgieron las “Dark kitchen” o cocinas fantasma.

Consiste en montar en un local independiente tu propia cocina debidamente habilitada para la elaboración de alimentos.

Carece de camareros, servicio en terraza ni barra, ya que no dispone de instalaciones propias de lo que sería un bar o restaurante convencional.

Aquí es el usuario, previo aviso vía tracking de su pedido, el que viene a recoger su encargo. Está por tanto íntimamente relacionado con la tendencia del servicio Take Away de la hostelería.

Tiene la gran ventaja de reducirse los gastos iniciales de personal, adecuación de un recinto para sentarse a comer/beber.
Además esto te permite ser más competitivo y flexible con tus precios.

5- Empaquetado, marca y etiquetado

Los negocios online de alimentos son complejos debido a que la decisión más importante, que pasa por el sentido del gusto, se debe tomar a ciegas.

Como tus clientes no pueden probar tu producto, la marca cobra una importancia especial. En este sentido, el diseño del empaque, fotografía, tu sitio web, la página del producto, el contenido del empaque, necesitan contar la historia y ayudar a los clientes a imaginarse cómo sería el sabor de tu producto.

El empaquetado en esta industria es muy importante, por lo que deberías considerar contratar un diseñador para que te ayude con las necesidades de tu marca.

Además del atractivo visual de nuestro empaque, cada país tiene sus regulaciones para el etiquetado, que pueden incluir fechas de expiración, información nutricional, advertencias de ingredientes alergénicos y país de origen.

Si planeas vender tus productos en el extranjero, en especial a minoristas, asegúrate de revisar las normas del país de destino acerca del etiquetado.

6- Fijar precios de productos alimentarios

Una cosa nos quedó clara en nuestras entrevistas a comerciantes, sin importar de qué producto se trate: fijar los precios es difícil, ya que no existe una fórmula mágica para fijar precios que le funcione a todos por igual.

Debes conocer bien tus costos e ir haciendo ajustes hasta que des con la cifra correcta.

7- Fechas de vencimiento e inventario

La marca JK Gourmet está construida con ingredientes naturales, por lo que no utiliza preservantes.

La vida útil de la mayoría de sus productos es de sólo 5-6 meses. Por lo tanto, Jodi mantiene un inventario ajustado, que rota cada 1-2 semanas.

Aunque los pepinillos de McClure´s tienen una vida útil de un año, Bob quiere garantizar que sus clientes reciban su producto tan fresco como sea posible.

Por esta razón, la estrategia del manejo del inventario se basa en producir poco, en lugar de demasiado producto.

8- Crecimiento y desarrollo de producto

McClure’s Pickles halló el éxito al concentrarse en su producto insignia, los pepinillos, perfeccionando y creando distintas versiones de la receta de su abuela.

Gracias a la gran aceptación que recibieron, evidente en el feedback de los clientes, expandieron su oferta.

Así, fueron surgiendo ideas de bajo riesgo, como aplicar los sabores de los pepinillos a otros productos, como las papas chips.

Sin embargo, el desarrollo de sus productos se ha vuelto más sofisticado con el pasar del tiempo, y la familia se basa en datos tomar una decisión informada sobre su próximo movimiento.

Aunque todavía les gusta mucho interactuar con los clientes y escuchar sus ideas, Bob advierte que hay que tener cautela.

9- ¿Qué otra cosa puedes vender?

Dominion City Brewing Co vende cerveza de forma local a sus clientes canadienses a través de su tienda online, pero las regulaciones de bebidas alcohólicas le impiden vender más allá de las fronteras de Ontario, Canadá.

Los fanáticos de su marca que viven fuera de esta provincia pueden comprar mercancía de su marca, como vasos y ropa.

→ Ideas:
Artículos promocionales con la marca
Tarjetas de regalo
Productos alimentarios complementarios
Utensilios de servir y de cocina
Libros de recetas

10- Lee las letras pequeñas: Los alimentos y las leyes

Si haces tu tarea, adquieres las licencias correspondientes y realizas un seguimiento meticuloso, las probabilidades de que te metas en problemas legales son bajas.

Sin embargo, si te metes en problemas las consecuencias pueden ser severas.

Si tu producto es complicado o se encuentra dentro de una serie de categorías que requieren licencias adicionales (carnes, pescados y algunos productos agrícolas, por ejemplo), deberías consultar con un abogado con experiencia en la industria de alimentos.

Consejos
– No enfermes a la gente. Aprende a manipular y a almacenar los alimentos de forma segura.
– Sigue la cadena de suministros. Haz preguntas sobre tus proveedores, investígalos y pide referencias.
– Trabaja con un laboratorio que haga pruebas de tus productos. Los laboratorios te ayudan a rastrear elementos que pueden causar reacciones alérgicas.
– Mantén registros meticulosos. Haz seguimiento de todo lo que entra y sale de tus instalaciones.
– Hazte amigo del inspector de alimentos. “Contacta al servicio de salud pública y a quien certifique tus premisas, ya que por lo general son personas amables y serviciales, que pueden ayudarte a identificar problemas potenciales, ya que a eso se dedican. Puedes obtener asesoría de manos expertas de forma gratuita para asegurarte de que estés fabricando un producto de calidad”, afirma
– Adquiere un seguro de responsabilidad civil. Es importante estar cubierto en caso de que alguna persona enferme por comer tu comida, o en caso de que accidentalmente provoques un incendio en el espacio que utilices para producir tus productos.

11- Envíos

Hemos invertido mucho tiempo en desarrollar recursos para ayudar a los emprendedores del ecommerce a optimizar sus procesos de envío.

Después de todo, se trata de uno de los mayores retos que enfrentan nuestros comerciantes.

Así, enviar comida y alimentos conlleva retos adicionales, en especial cuando los envíos se hacen al extranjero.

Asimismo, debes tomar en cuenta las posibles restricciones que pueda tener tu producto en el país de destino.

Una vez que los productos entran en el flujo de envío, se convierten en problema del comprador, pero un servicio al cliente deficiente puede ser perjudicial para los negocios.

Por ello, reduce las frustraciones de tu cliente aprendiendo sobre las leyes de los países a los que haces envíos.

Otra opción que puedes considerar, para evitar la cinta roja, es trabajar con almacenes de terceros si vendes mucho más allá de tus fronteras.

Retiro de productos en tienda y envío local
Si vendes un producto que no puede enviarse por correo, como bizcochos decorados por ejemplo, considera alternativas que te permitan vender en línea, como por ejemplo retirar el producto en la tienda o realizar envíos locales.

Durante la cuarentena impuesta para detener el avance del coronavirus, muchos minoristas asumieron una estrategia online y configuraron sistemas de retiro de los productos en la entrada de la tienda, para evitar el contacto con los clientes.

Para dar respuesta a estos nuevos retos, preparamos esta guía exhaustiva para ayudarte a configurar estos métodos de entrega para tu tienda.

Fuente: https://www.shopify.es/